La Educación en los Medios 11.02.2020

Días Festivos

El civismo se estudia todo el año. Ahora resulta que con muy buenos propósitos, como siempre, AMLO quiere cancelar los puentes escolares, poniendo la historia, el concepto de patria y el orgullo de ser mexicanos por encima de los intereses económicos, que van a perder con el menor turismo. Si esto fuera posible quitando los puentes, estaría justificado. Pero no lo es, según mi experiencia educativa. Yo creo que el sentimiento de patria y reconocer a nuestros héroes tiene que ver con el entorno cultural y con el sentimiento de respeto a los héroes que nos dieron patria. La bandera, el himno nacional y las ceremonias que celebran lo anterior no tienen por qué ser los días exactos, si la educación cívica es la adecuada y dentro de un programa que dure todo el año. De ahí la necesidad de una verdadera reforma educativa que incluya el civismo como materia horizontal; o sea, que se implemente en todos los aspectos de la enseñanza básica y secundaria. Solo así podremos luchar contra la sociedad actual que olvida a su héroes, en aras del dinero. (Eugenio Todd, Milenio)

Educación Superior

«Mano negra» en la Universidad» Los riesgos y males crecen cuando otros intereses —a los que acostumbramos llamar “oscuros” o externos”— asaltan a la revolución, la someten, arrebatan sus banderas y se lanzan a la depredación. Las causas plausibles devienen abominables. El relevo de la cultura opresiva se consuma a manos de fuerzas que arrasan los bastiones desde los que se podría emprender el histórico relevo de la opresión por la libertad. Esas “fuerzas” son la “mano oscura” que perturba el progreso, impide la libertad, oscurece el porvenir. Por eso es necesario “lamparear” —como se ha dicho, con erudita expresión— la mano oscura. La lámpara para hacerlo y arrostrar sus consecuencias se halla en la mano —¿clara?— de quien denuncia la existencia de una mano oscura. ¿O no? El peligro al que ahora me reero se abate sobre la Universidad Nacional Autónoma de México, un bastión del pueblo. Contra ella se han intentado o consumado reiterados asaltos, que no amainan. Las autoridades universitarias han enfrentado el asedio con prudencia y entereza. Además, con la cara descubierta —a diferencia de sus embozados interlocutores— y con buenas razones, que no desmayan. Pero no logran persuadir —ni podrían— a los asaltantes. Quienes agreden a la Universidad destruyen el patrimonio material y moral de la nación. Frustran las legítimas expectativas de millares de jóvenes cuyo futuro depende —íntegramente— de la generosa formación que provee nuestra Universidad. En realidad, la víctima de ese ataque no es apenas una respetable institución, sino la juventud a la que ésta sirve. Es la juventud quien sufre la clausura de sus aulas y, con ella, el despojo de su porvenir. No es así como puede avanzar la revolución por los derechos y las libertades de las mexicanas. También el futuro de muchas, nuestras amigas, compatriotas, compañeras, depende de la Universidad. (Sergio Ramírez, El Universal)

 

Fuerza y fragilidad de la UNAM. La vida en la UNAM es rica, compleja y productiva. Cerca de 350 mil estudiantes acuden a sus aulas en distintos niveles, más de 40 mil profesores imparten un sinnúmero de materias de los cuales más de 12 mil son de tiempo completo, los trabajadores administrativos suman más de 40 mil y las labores de docencia, investigación y difusión de la cultura no cesan. Las disciplinas que se enseñan y desarrollan intentan abarcar prácticamente todas las áreas del saber, 128 carreras pueden cursarse, por sus pasillos transitan físicos, ingenieros, médicos, sociólogos, economistas, lósofos, músicos, actores y súmele usted. Sus laboratorios son fuente de conocimiento y formación, cuenta con un observatorio astronómico y con la única reserva ecológica de la capital; sus cines, teatros, espacios para la danza, su sala de conciertos, exposiciones, museos, ofrecen una gama de expresiones artísticas de muy diverso calado. Es un universo variado, intenso y contradictorio, que forma profesionistas, amplía el marco de visión de su comunidad, discute e indaga sobre los problemas nacionales, se liga con los circuitos más avanzados del conocimiento en muy distintas especialidades, recrea las artes y las hace accesibles a diferentes públicos y educa a vivir y a ejercer la libertad. Se autogobierna intentando que los criterios académicos sean predominantes de tal suerte que no esté atada a los vaivenes políticos. No es perfecta. Tiene zonas de excelencia y espacios deteriorados, personal eciente y también inecaz. La calidad de su docencia e investigación no es pareja y es común que en las diferentes dependencias existan tensiones y conictos (propios de cualquier institución viva). Pero el párrafo primero quiere llamar la atención sobre la importancia y centralidad de la UNAM, la escala de las labores que desempeña, el bien que le hace al país y a sus miles de estudiantes, para salirle al paso a una imagen sesgada que la presenta como un espacio de anarquía, conicto y quebranto.(José Woldemberg, El Universal)

 

En defensa de la UNAM. En defensa de la UNAM. Su grandeza no sólo se limita a la calidad y cantidad de sus servicios. La Unesco distinguió Ciudad Universitaria como Patrimonio Cultural de la Humanidad por su valor arquitectónico y que hoy, lamentablemente, se ha visto dañado por protestas, las cuales, debiéndose dirimir mediante el diálogo civilizado, han optado por la violencia. Por ello, agredir a la UNAM, desde dentro o desde fuera, es atentar contra la “esencia espiritual y libérrima” de nuestra nación, como lo dijo el mismo José Vasconcelos al explicar el lema “Por mi raza hablará el espíritu”, que revela la vocación humanista de la universidad y el espíritu libertario del pueblo de México. La violación a la autonomía de la UNAM, y de cualquier otra institución de educación superior, resulta inadmisible y, por ello, reprobable. El Congreso de la Unión, en su muy presente labor legislativa en torno a la nueva Reforma Educativa, ratificó, con toda determinación, la constitucionalidad de la autonomía de la universidad pública mexicana. Y no sólo eso, también declaró a la educación superior pública como gratuita, obligatoria y universal, lo que es un hito en la historia de la educación mexicana. Los actos violentos que hoy alteran el funcionamiento normal de la UNAM son una clara acción violatoria de su autonomía y deben cesar de inmediato para generar un ambiente propicio al diálogo, en donde se resuelvan las diferencias. La universidad –decía Octavio Paz– no es una barricada donde se golpea, sino el lugar donde se discute. En la diversidad, es el diálogo, no el monólogo, lo que nos aproxima al acuerdo. (Rubén Rocha, Excélsior)

 

UNAM, un cheque. El viernes la UNAM informó que la preparatoria 8 Miguel E. Schulz también había sido devuelta, pero luego “un grupo reducido de encapuchadas” impidió la entrega. La directora de la Preparatoria 9 Pedro de Alba, Gabriela Martínez Miranda, convocó a un diálogo con los alumnos que mantienen tomado el plantel. ¿Qué hizo la UNAM para que sus escuelas fueran tomadas sin más, qué hicieron las autoridades de la UNAM para que grupos violentos atacaran las Rectoría? Si la autonomía se convierte en sinónimo de impunidad, la universidad está perdida. Hace 21 años, un grupo de porros, rufianes, asaltantes, se hicieron del auditorio Justo Sierra / Che Guevara. Ninguna autoridad fue capaz de recuperar ese espacio. Por eso atacan el edificio de Rectoría sin que nadie lo defienda. En fon. En este momento el doctor Graue, que por cierto le simpatiza a Gamés, se lleva los dedos cordial y pulgar a las sienes, un gesto de nuestros tiempos. Métale, rector, ¿cómo la ve? (Gil Gamés, Milenio)

 

Lo que me ha quitado la 4T en la UNAM. El radicalismo era contra la ignorancia y se ejercía contra la injusticia, si alguien cometía una tropelía o faltaba a los elementales cánones de debido respeto y aceptación de la visión ajena. No había, desde luego, un sólo culpable de la situación que vivíamos, ni un responsable único de los males o las virtudes que surgían en nuestra comunidad o en el país.No se si por motivos generacionales o por que desde el gobierno se promueve todo lo contrario a lo que he venido diciendo hasta aquí, el día de hoy es imposible sentirse parte del colectivo que llamamos México. Se ha perdido la idea de que todos somos parte de un proyecto común que podemos compartir en un pedazo o en su visión más general, eso que llamamos nuestro México. Eso me ha quitado la 4T. El día de hoy, si no estás de acuerdo con la 4T, sólo tienes dos alternativas. O eres un irracional e iracundo defensor de la 4T o estas fuera de la posibilidad de incorporarte a una visión colectiva en dónde sea posible disentir y tener una visión alternativa de los argumentos, ocurrencias y visión única (y a veces, profundamente confusa) que promueve el presidente de la República. (Manuel González, El Economista)

 

UNAM: ¿Lucha por la no violencia con la violencia? Los barruntos de violencia ejercidos (física y verbalmente) en los últimos días para impedir que la Universidad cumpla su función principal (formar a los jóvenes en las más distintas materias del saber humano), en nada contribuyen a empatizar o internalizar el objetivo de ese reclamo y reivindicación legítimos. La comunidad jurídica universitaria, que tiene una de sus fuentes principales de expresión y formación en la Facultad de Derecho, ha debido salir a defender el derecho a la educación, con el director, Raúl Contreras Bustamante, a la cabeza, junto con profesores y prácticamente la totalidad del alumnado, impidiendo que grupos ajenos a la facultad secuestraran las instalaciones en las cuales se forman jóvenes que vienen de muchas partes de la zona metropolitana y del interior del país, y quienes de ninguna forma están en contra de su superación académica, mucho menos cuando no ha habido los mínimos consensos para que en esa facultad se justifique una acción de esa magnitud. Mi solidaridad con el rector de la máxima casa de estudios, Enrique Graue, y el director de la Facultad de Derecho, Raúl Contreras, por hacer frente a las circunstancias y no ser omisos en su obligación de defender los intereses de la comunidad que mucho los honra. (Ernesto Villanueva, El Heraldo de México)

 

Enrique Graue Wiechers El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México se comprometió a actuar en contra de la violencia y acoso sexual en las facultades y planteles de la máxima casa de estudios, y lo está cumpliendo. Muestra de ello es que en coordinación con la Fiscalía General de la Ciudad de México está trabajando para atender el ilícito; incluso se están revisando algunas computadoras desde donde se podrían estar realizando los acosos. Además en la UNAM se han puesto en marcha algunas campañas para concientizar y denunciar el problema, que ha sido tratado con todo el rigor posible. (Arriba, Crónica)

Dicen los que saben que este miércoles 12 de febrero a mediodía, se llevará a cabo un curso masivo abierto en línea de periodismo digital, enfocado al combate de las fake news. Será en la Facultad de Derecho de la UNAM y participan periodistas y especialistas como Jenaro Villamil, Julio Hernández, Blanche Petrich, Arturo Cano, Fabrizio Mejía, Sanjuana Martínez, Sergio Sarmiento y John Ackerman, coordinador del curso y esposo de Irma Eréndira Sandoval, la titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP). Compartirán tips para la creación de un estilo personal, detección de noticias falsas, ética, perspectiva de género y seguridad digital. Algunos dicen que el curso debería llamarse: “¿Cómo hacer periodismo en la cuatroté sin hacer enojar al Presidente, ni a Jesús Ramírez? Y que faltó en su programa la participación de Lord Molécula y su propuesta de periodismo de investigación para el futuro. (A la sombra, El Sol de México)

 

Gana terreno en la 4T. Con la presidencia de México en la CELAC, el subsecretario para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes ha ganado espacio en el gabinete federal. Ahora es uno de los responsables de organizar el Primer Encuentro de Rectores de 31 países, evento que debería alistarse desde la Secretaría de Educación Pública, cuyo titular es Esteban Moctezuma Barragán. (Sacapuntas, El Heraldo de México)

Tecnología

La agenda digital educativa para la transformación social. El 29 de enero pasado, en la sede de la ANUIES, realizamos el primer taller nacional para acordar las acciones de las instituciones de educación superior en el marco de la Agenda Digital Educativa, una iniciativa orientada a articular la actividad del gobierno y las universidades en tareas vinculadas con las tecnologías digitales de la información, comunicación, conocimiento y aprendizaje. En la reunión participaron el subsecretario de Educación Superior de la SEP, el doctor Luciano Concheiro y la coordinadora de la Agenda Digital, la doctora Lidia Camacho.Disponemos de la Ley General de Educación para promover la formación de docentes en el uso de tecnologías digitales, así como fortalecer la educación a distancia mediante las plataformas múltiples y la televisión educativa. Estas tareas obligan a una cooperación que involucra a estudiantes, profesores e investigadores, quienes son los principales beneciarios de las nuevas tecnologías pero también son los promotores del cambio y de la forma en que el futuro se hará realidad en la gestación del conocimiento, al igual que las ventajas que debe tener México en su proyección de desarrollo. Lo que sigue en las universidades es mantener la unidad de propósito con el gobierno y el sector privado para la formación de los nuevos profesionistas, y aprovechar que el Acuerdo Nacional por la Educación subraya la importancia de la educación digital para una transformación social incluyente. Nuestra tarea es contribuir a consolidar la agenda digital como un instrumento integrador de un sistema educativo que promueva, en forma determinante, el avance tecnológico para el bienestar de la nación. (Jaime Valls, El Universal)

Violencia

Medidas más energicas en abusos escolares. El sector educativo está de nuevo en el centro del reflector, y es que dos casos nuevos en Altamira de abuso de maestros contra alumnos, se suman a una lista de la que muy poco se conoce el desenlace. ¿Por qué es necesario que se publicite el resultado de la investigación que dicen hacer las autoridades competentes? Por la sencilla razón de que la conclusión debe ser conocida, ya sea para que la imagen del maestro señalado quede intacta ante la sociedad, o de lo contrario también se sepa de una sanción ejemplar y quede como antecedente para que nadie en el futuro, ni siquiera se atreva pensarlo hacer. Pero la opacidad en la que se manejan este tipo de casos se confirma al saber el avance que tienen las investigaciones de dos casos denunciados en planteles de Altamira. (Pedro Elizalde Milenio)

 

Contra la violencia: educación. Es verdad que la educación, por sí misma no resolverá el problema, pero ni la familia, ni la escuela pueden cerrar los ojos ante esta apabullante y dramática realidad. Los padres y madres de familia deben recibir más información para inhibir las conductas violentas de sus hijos y promover entre ellos la tolerancia, el respeto y la solución pacífica y negociada de los conflictos. Los padres, en ningún caso, deben utilizar medios violentos para educar a sus hijos, pues éstos replicarán en otros entornos, como la escuela o la calle, las conductas violentas de sus progenitores.   La escuela, por su parte, debe ser un espacio para aprender a actuar con razones y con valores fundamentales para la convivencia como el respeto a los otros, la empatía, la compasión, la amistad, el diálogo y la solución de conflictos mediante la inteligencia y la palabra. Los maestros deben preocuparse por hacer de cada alumno un ciudadano fuerte, con alta autoestima y alta consideración hacia los demás; un ciudadano crítico, capaz de pensar y decidir por sí mismo y de discernir entre opciones alternativas de conducta; un ciudadano comprometido y participativo que no vive de espaldas ante los problemas de la sociedad. (Gilberto Guevara Niebla, Crónica)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *