La Educación en los Medios 20.02.2020

 

Educación Informal

 

Los nuevos retos de la educación en casa para el futuro profesional de nuestros hijos. Han pasado los tiempos y hoy, en pleno siglo XXI, en la denominada economía del conocimiento sigue siendo complicado el decidir qué hacer el resto de tu vida aunque tengas ya 17 años. Supongo que a este problema se han enfrentado, se enfrentan y se enfrentarán muchos de los que aquí están leyendo esta nota.Más allá de la tradicional y natural discusión familiar, por el simple hecho de ejercer cada quien desde su posición, el rol de padre/madre e hija, se busca por lo general un común acuerdo para que todo mundo salga, por así decirlo, lo menos raspado posible. Más tarde que temprano, somos los padres menos relevantes en la toma de decisiones en la vida de nuestros hijos; y esa es la ley de la vida. Nos iremos y solo quedaremos en el recuerdo y si lo planeamos bien, nos queremos ir tranquilos de que pudimos lograr en ellos la autonomía mínima necesaria para que puedan defenderse en ésta vida – y ahora en este mundo – que cada vez nos exige más. Una mala decisión nos involucra a todos, por eso vale la pena pensar en escenarios y por más que uno lo quiera, las cosas nunca saldrán a la perfección; solo si podemos generar las alternativas y tener la opción de “pivotar” en la dirección menos costosa. (Alberto Muñoz, El Financiero)

 

Educación Superior

 

¿También quieren terminar con la autonomía de la UNAM? Qué bueno que el grupo parlamentario de Morena haya retirado dicha iniciativa. La pregunta es por qué ocurrió este lamentable episodio. Es indudable que hay grupos de Morena que quieren quedarse con ese delicioso platillo de poder y recursos que es la UNAM. Ganaron la elección, tienen una cómoda mayoría en ambas cámaras del Congreso y su líder, el presidente Andrés Manuel López Obrador, goza de una popularidad alta. Están dadas las condiciones para manosear la autonomía universitaria, tal y como lo han hecho con otros órganos autónomos del Estado. “Democratizar” es una palabra muy atractiva. Pero hay instituciones que, por su naturaleza, no pueden regirse por las reglas democráticas. Darles el voto a todos los profesores para nombrar a las autoridades es incentivar que lleguen los docentes más populares, es decir, los más grillos que van a llenar de prebendas a todos los maestros y nunca castigar a los malos. Darles el voto a los alumnos va a terminar con un sistema educativo donde todos recibirán un diez de calificación en todas las materias. Darles el voto a los trabajadores llevará a la quiebra financiera de la institución por la gran cantidad de prestaciones que estos demandarán y obtendrán. (Leo Zukermann, Excélsior)

 

UNAM: trasparencia con autonomía. La iniciativa presentada el martes por el legislador de Morena, la cual ya fue retirada por el grupo parlamentario de dicho partido, consideraba modificaciones a la ley orgánica de la UNAM a fin de que las autoridades universitarias fueran elegidas por sus propias comunidades (profesores, alumnos y trabajadores) por medio de elecciones abiertas, equitativas, competitivas y transparentes, a través de voto libre y secreto. Lo que debe quedar claro a los legisladores, así como a cualquier otro actor político o económico, es que la revisión de las formas de gobierno de la UNAM compete de manera exclusiva a la comunidad universitaria, la cual deberá decidir en el marco de su plena autonomía acerca de la pertinencia de su régimen interno. (Editorial, La Jornada)

 

Ofensiva contra la UNAM. Es preocupante y a la vez indicativo que Morena quiera meter la mano en la UNAM en uno de sus momentos más delicados en muchos años por el paro de facultades y preparatorias, y la violencia de grupos anarkos y contra las mujeres, la vandalización de sus instalaciones y el acercar la gasolina a ese prado cada vez seco. Ahora Morena busca deslindarse tras la respuesta frontal del rector Enrique Graue, quien publicó una carta dirigida a la presidenta de la Mesa Directiva de San Lázaro, la panista Laura Rojas, y al mismo Delgado, como jefe de su Junta de Coordinación Política, y coordinador de su bancada, en la que afirma que la comunidad universitaria se enteró, no sin sorpresa e indignación, de la propuesta del diputado Jáuregui. Ante esto, la bancada de Morena trató de desmarcarse como una reacción a la postura del rector. De callar Graue, este proyecto hubiera avanzado como otros que tienen como objetivo meterle calor a la universidad y sacar a los estudiantes a la calle. (Joaquín López Dóriga, Milenio)

 

QUE al coro de «¡fuera capuchas!», el diputado Miguel Ángel Jáuregui se lanzó al ruedo con una iniciativa que vulnera la autonomía universitaria, inmiscuyéndose en la forma de elección de Junta de Gobierno, rector y directores, por lo que Enrique Graue, ahora sí, salió de inmediato a advertir de un intento de Morena por «desestabilizar» la UNAM. El rechazo unánime obligó al retiro inmediato de la propuesta en otro día difícil para la casa de estudios, con el fallido plan de 400 normalistas michoacanos que quisieron organizar un paro en todo CU y la nueva toma de la Prepa 8. (Trascendió, Milenio)

 

El Stunam, ¿la mecha que encenderá a AMLO? Las autoridades de la UNAM están en una encrucijada, las alumnas están hartas de vivir en un ambiente universitario que es violento, ¿pero qué pasa con las y los trabajadores administrativos? Son un brazo muy fuerte al interior de la universidad, tienen la suficiente fuerza para apoyar al alumnado y parar las actividades en las instalaciones el tiempo que quieran. ¿Por qué no vemos tan activo al sindicato en este contexto universitario que desde luego derivará en cambios institucionales? El actual secretario general del Sindicato de Trabajadores de la UNAM, Agustín Rodríguez Fuentes, lleva 26 años al frente del mismo —por cierto, uno de los más fuertes del país, y quizá de los últimos sindicatos vivos históricamente poderosos del sector público—. Este personaje fue testigo como secretario general de las derrotas de Andrés Manuel López Obrador en 2006 y 2012, el Stunam como uno de los sindicatos con mayor capacidad de convocatoria en la segunda derrota de AMLO no le siguieron la corriente del fraude. ¿Será que antes del tercer año de gobierno veremos caer a este líder sindical y el sindicato de la UNAM será tomado por Morena? Parece que apuestan a mantener un bajo perfil con tal de no poner en riesgo los movimientos de liderazgo que urgen en cualquier democracia sindical. Ese puede ser uno de los cálculos políticos del sindicato y por ello se mantienen al margen de una causa que exigiría apoyo incondicional. (Maite Azuela, Milenio)

 

Frustran intento de controlar la UNAM. La intención, por lo visto, era muy burda. Querer “democratizar” la UNAM. Meter una iniciativa que modificara la Ley Orgánica para que el rector y los directores de escuelas y facultades fueran electos por votación de la comunidad estudiantil… Pero la iniciativa del diputado federal de Morena Miguel Ángel Jáuregui no resistió la prueba de la crítica frontal, empezando por la del propio rector Enrique Graue, quien acusó al legislador de la 4T de querer desestabilizar la Universidad. Ayer por la tarde la poderosa bancada mayoritaria guinda tuvo que pedirle a su diputado que retirara la iniciativa. (Confidencial, El Financiero)

 

Elefante. Tras la polémica iniciativa presentada por el morenista Miguel Ángel Jáuregui Montes de Oca, la cual plantea modificar el método de designación del rector y los directores de facultades, institutos y centros de investigación, la bancada de Morena se deslindó de la propuesta. Luego de que el rector de la UNAM, Enrique Graue, manifestara su inconformidad con el proyecto, la fracción parlamentaria afirmó que éste no forma parte de su agenda legislativa. (La Gran Carpa, El Economista)

 

Escalada contra la UNAM. La tarde de ayer el rector de la UNAM, Enrique Graue, fue tendencia dominante en redes sociales. El motivo fue su respuesta rápida, contundente, directa, sin espacio para interpretaciones diferentes, de rechazo a la intentona de un sector de Morena de irrumpir en el ámbito de autonomía de la casa de estudios. El rector se dijo sorprendido e indignado. Graue reconoció que hay una escalada contra la autonomía universitaria que recurre a la desestabilización como estrategia de combate. El rector concluyó su mensaje con una exigencia: que los diputados hagan público su respeto irrestricto a la autonomía universitaria, ¿lo harán?  Alérgicos a las autonomías. Y es que hay un sector de Morena, minoritario, pero con presencia en las fracciones del Congreso, que busca acabar con las autonomías, a las que considera obstáculos en el proyecto político de la 4T. Eso explica la embestida en contra del INE y también la intentona de pulverizar la autonomía universitaria. El diputado Miguel Ángel Jáuregui, que participó en el movimiento del CEU y se dice es cercano a Martí Batres, presentó una iniciativa para pulverizar la autonomía de la UNAM. El diputado Jáuregui no buscó el consenso de sus compañeros de bancada antes de lanzar la iniciativa. Se fue por la libre.  Lanzó su iniciativa como un buscapiés para mostrar, eso sí, una intención real y medir las repercusiones. (Pepe Grillo, La Crónica)

 

Alarma por la UNAM. Esta embestida contra la autonomía de la UNAM ni sorprende ni es nueva, recordemos que la iniciativa de la reforma educativa del presidente Andrés Manuel López Obrador en diciembre de 2018, propuso borrar, ¡pero de ya..! la autonomía universitaria. “Después corrigieron desde Palacio Nacional diciendo que fue un error, pero desde entonces sabemos que quieren acabar con la autonomía de las universidades públicas, sobre todo de la UNAM”, advierten diputados opositores.Desde que empezó el gobierno de López Obrador, a través del titular de Educción Pública, Esteban Moctezuma,se ha tratado de condicionar a la UNAM en temas como el presupuesto o la reelección de sus rectores. También hay que recordar que AMLO trató de comprometer a las facultades y colegios de ingeniería de la UNAM para que avalaran la viabilidad técnica del aeropuerto de Santa Lucía, situación que los especialistas universitarios apenas pudieron librar sin hacer enojar al presidente. (Leopoldo Mendivídil, La Crónica)

 

La UNAM ya vive en democracia, punto. La propuesta es, por donde se le vea, un despropósito. Dice literalmente este becario del Estado (es decir, el diputado): “Democratizar las formas de gobierno de la UNAM significa que al rector, a los directores de escuelas y facultades, así como a los directores de los institutos de investigación, los elijan sus propias comunidades por medio de elecciones abiertas, equitativas, competitivas y transparentes, a través de voto libre y secreto”. Para un lego en cuestiones universitarias, esta propuesta puede sonar como coherente y sensata. Sin embargo, hay varias falacias argumentativas que es importante mostrar, a fin de mostrar el tamaño de la mala fe de este diputado respecto de la UNAM.Si el diputado Jáuregui cree que un método de elección indirecta es poco democrático, debería proponer en las reuniones interparlamentarias, por ejemplo con sus pares norteamericanos, la reforma de su sistema electoral, porque allá votan indirectamente, no por un rectorado, sino por el Jefe del Estado. (Saúl Arellano, La Crónica)

 

Primero contra el INE, ahora contra la UNAM. Con la novedad de que proyectiles con manufactura morenista no sólo se están lanzando contra el INE. Todo parece indicar que hay otro objetivo: la UNAM. Ahora el legislador Miguel Ángel Jáuregui Montes de Oca, presentó una iniciativa para romper uno de los ejes que le ha dado estabilidad a la máxima casa de estudios: el proceso de elección del rector a través de la Junta de Gobierno. Resulta que el legislador por el Distrito 3 de Azcapotzalco y otrora autor de cartas dirigidas a medios en las que alaba a Fidel Castro, presentó una iniciativa para que el rector se elija por votación abierta. El nuevo despropósito se suma al intento por bajarle el presupuesto en diciembre del 2018, al “error” de desaparecer el apartado de la autonomía en el artículo tercero, todos corregidos en su momento tras ser señalados. Pero ahí quedan los antecedentes. (Rozones, La Razón)

 

Artero ataque a la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. En entregas anteriores he hecho referencia a la evaluación que el Instituto de Investigación Educativa (Inide), de la Universidad Iberoamericana, hizo del proyecto de la UACM y de sus realizaciones; en sus conclusiones, el extenso informe de este instituto de la Ibero hace una relación detallada de los diferentes esfuerzos de la comunidad de esta joven universidad (la UACM) para diferenciarse de la enseñanza convencional con una docencia de calidad orientada al estudiante y de las vías por medio de las cuales la institución ha favorecido la realización de su enfoque pedagógico; afirma: no es excepcional el esfuerzo de los profesores por desarrollar una docencia de calidad que se orienta al estudiante, y recoge declaraciones de estudiantes y maestros que lo testimonian. Sobre aspectos cualitativos de la enseñanza en esta universidad, el Inide afirma que la UACM se colocó a la vanguardia de propuestas transformadoras, como las que fueron reconocidas en la Conferencia Mundial sobre la Educación Superior, organizada por la Unesco hace ya casi 20 años. Bien harían los uacemitas en explorar la posibilidad de promover acciones que contrarresten este libelo del CEES que he denunciado en tres entregas, pues puede demostrarse que ese análisis, y las notas del periódico que reprodujo sus infundios, no contienen meras opiniones discutibles, mucho menos juicios fundados, sino falsedades y planteamientos que violan las más elementales exigencias técnicas, académicas y éticas. (Manuel Pérez Rocha, La Jornada)

 

Educación Indigena 

 

Educar en lenguas indígenas. El derecho a la lengua materna implica además que las palabras se integren al idioma mayoritario. Cuando a una niña le ponen el nombre de Xochiquetzalli, o de Zyanya, o a un varón, el de Cuauhtémoc o Cuauhtli, ellos conservan esos términos y permiten el reconocimiento de su historia. Cuando usamos los términos comal, tlacoyo o petate los estamos integrando al español y consolidando la vida de esas palabras del náhuatl.El derecho al aprendizaje en la lengua materna implica también el reconocimiento y la integración de esa lengua en el español. Es pues también el momento de integrar el conocimiento de las lenguas indígenas en el currículo nacional. Hablando desde una perspectiva de soberanía cultural, es más importante reconocer el panorama lingüístico del país e integrar en el currículo el aprendizaje de las lenguas y culturas originarias, antes de aprender una lengua extranjera. Para todo ello se requiere un contexto jurídico, una voluntad política y un presupuesto. (Tere Garduño, La Jornada)

 

Seguridad

 

A la salida de la escuela. En Hidalgo el presidente de la Asociación de Padres de Familia de la entidad, José Manuel López, aseveró que la participación de parte de los papás debe ser constante para evitar que se susciten actos de riesgo para los menores como pasa en otras entidades. La SEP en el estado acepta que no existe un protocolo como tal para cuidar a los miles de niñas y niños que acuden diario a los planteles, y en verdad sería un caos. La realidad es que todo cae de nueva cuenta en las estrategias de seguridad en donde policías y ciudadanos deben conjugarse para tener estrategias de cuidado y prevención; donde se implementen acciones sociales para recuperar el tejido social y capacitar a menores en el autocuidado que se debe tener al salir o arribar a sus clases. (Eduardo González, Milenio)

 

Tecnología

 

Educación digital: las 7D’s al servicio del talento. Hace unos años, adquirir nuevos conocimientos y habilidades era un proceso arduo y costoso: implicaba tiempo, dinero y esfuerzo que poca gente tenía a su disposición. En cambio, en la actualidad la educación ha pasado de ser lineal a exponencial: es sencillo encontrar opciones para aprender en función de nuestras necesidades y recursos disponibles, y desde cualquier lugar.  La educación continua es exponencial gracias a la aplicación de las 7D’s, que han probado ser la receta más efectiva para alcanzar el éxito en nuestro entorno global e incierto. El primer paso que siguió la educación, fue transformarse en un modelo digital: el conocimiento y los recursos didácticos se trasladaron a computadoras: se digitalizó la educación. En un inicio, parecía absurdo hablar de educación digital: ¿cómo podría una computadora reemplazar a un maestro o un aula de clases? ¿cómo íbamos a poder aprender de esa manera? Por eso, el desarrollo de esta tendencia fue deceptiva: lento e incierto. No obstante, una vez se empezaron a difundir las bondades de la educación digital, comenzó a percibirse la disrupción en el proceso de aprender nuevas habilidades sin necesidad de asistir a un centro educativo, necesitando solamente ganas y una conexión a internet.  Eventualmente, se desmaterializó el material educativo de tal forma que ¡todo un curso, diplomado o grado académico cabe en una pequeña aplicación en tu celular! Esto permitió una disminución de los costos de aprender, ya que se desmonetizó un proceso usualmente caro teniendo como efecto una increíble democratización: nos encontramos en una época bendecida para el talento, donde adquirir nuevas habilidades y fomentar nuestras capacidades día con día está al alcance de todos por costos simbólicos e, incluso, nulos gracias a la diversa oferta de todo el mundo: la educación se ha descentralizado. (Maria del Sol Rumayor, El Heraldo de México)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *